La Grosella

Estofado de zanahoria

Un clásico de La Grosella,  el estofado de zanahoria lo puedes servir a tu antojo, que esté acompañado de un plato fuerte de tu elección o como una entrada. Es ideal para acompañarlo con cualquier carne o pescado. Lo que importa es que tú lo disfrutes como más te parezca.

Este plato puede contener otros alérgenos ya que, por el momento, todos los platos se elaboran artesanalmente en el mismo obrador.

Compromiso de calidad de La Grosella®

Todos nuestros platos pasan por el abatidor tan pronto son elaborados a diario para después ser envasados, termosellados en una sala a 12º y posteriormente en cámara a 3º, manteniéndose así en condiciones óptimas para su consumo y conservación. Esto nos permite garantizar una caducidad una vez que los recibas de 2 días  para las ensaladas y de 5 días según normativa para el resto de platos,  siempre y cuando se mantenga la cadena de frío.