was successfully added a your cart.

Carrito

Lo idear innovar en la cocina está muy bien para cuando tenemos celebraciones. Pero lo cierto es que entre semana poco tiempo nos queda para sorprender a nuestra familia. En La Grosella Catering tenemos solución para casi todo y te vamos a desvelar una idea culinaria, que te va a sacar de más de un apuro. Lo mejor después de su sabor, es el poco tiempo que se tarda en prepararla y lo versátil que es. Nuestra chef te enseña cómo preparar el aperitivo perfecto en 5 minutos ¡Estas bruschettas de pan negro con queso te van a volver loc@!

 

 

Los ingredientes:

 

  • Una barra de pan gris
  • 2 huevos
  • 1 cebolleta
  • Media bolsa de mezcla de tres quesos
  • Sal (es opcional porque el queso ya lleva sal)
  • 1 chorrito de AOVE (aceite de oliva virgen extra)

 

 

Elaboración de las bruschettas de pan negro con queso:

 

Para la elaboración de esta receta necesitamos una barra de pan gris. Aunque también se puede coger pan blanco o integral. Lo más importante a la hora de elegir la barra, es que el pan no sea muy blando.

 

Cortamos nuestra barra en rebanadas grandes para después hacer trozos más pequeños. Lo ideal es que los trozos finales no sean muy finos (aproximadamente 1 centímetro) porque no aguantarán el peso de la mezcla que vamos a añadir.

 

Mezcla bien los ingredientes

 

Cuando ya tenemos los trocitos partidos, es el momento de mezclar en un bol los tres quesos (añadimos la cantidad en función de las personas que vayan a comerlo) También lo podéis elaborar con queso de cabra o de oveja y está igual de rico. Lo único que hay que tener en cuenta es si el queso está salado para no añadirle más sal a la mezcla posteriormente.

 

Con todo el queso que queremos en el bol, añadimos la cebolleta (debe estar bien picadita). Este ingrediente le va a dar a la mezcla un toque muy rico. Una vez que tenemos estos dos ingredientes, le añadimos el huevo. El número de huevos que  usemos para  la mezcla, depende de la cantidad que queramos preparar. Cuando estén listos removemos el huevo con el queso y la cebolleta.

 

Se hacen solo por un lado

 

Preparamos la sartén para añadir nuestra mezcla con el pan. El truco de estas tostas, es que solo se hacen por un lado. Ponemos la mezcla encima de nuestro trocito de pan y muy rápido le damos la vuelta y lo colocamos en la sartén (la parte que lleva la mezcla es la que tiene que entrar en contacto con el aceite). Cada vez que vayamos a preparar otro trocito de pan, tenemos que remover la mezcla la cebolla y el queso se quedan abajo.

 

Para sacar nuestros panecillos de la sartén necesitamos dos espátulas (en el vídeo podéis ver la manera correcta) ¡Y listo!

 

 

Ahora que ya has aprendido cómo preparar el aperitivo perfecto en 5 minutos, solo te queda ponerte con ello. Esta idea nos encanta porque sirve como aperitivo, como entrante en celebraciones y hasta como cenita rápida y ligera.

 

En La Grosella Catering | Ensalada de repollo: un entrante para conquistar paladares

 

 

Tu pedido