was successfully added a your cart.

Carrito

Falta menos de un mes para dar la bienvenida a la nueva estación. Es el momento más esperado del año para muchos, pero a la vez el más temido. La razón reside en la falta de tiempo y de hábitos para conseguir un objetivo claro: llegar en plena forma al verano. El deporte y la alimentación son claves para lograrlo. En el segundo somos especialistas; y como no queremos dejarte solo en esta recta final, en La Grosella te presentamos cuatro salsas ligeras para dar sabor a tus elaboraciones. Con estos condimentos saludables, tus recetas de régimen se convertirán en platos apetecibles y sabrosos.

 

Salsa de alcachofas

 

Es uno de los alimentos más demandados en las dietas. Su poder diurético le convierte en un producto especialmente interesante en procesos de adelgazamiento. Se puede cocinar de diversas maneras, pero una de la más interesantes es en salsa.

  • 4 corazones de alcachofa cocidos y escurridos
  • ½ diente de ajo
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 cucharada de perejil fresco picado

 

Salsa de calabacín

 

Te presentamos un original aliño muy ligero y saludable, apenas contiene 15 calorías. Esta verdura ayuda también a controlar el colesterol y a mantener una piel joven y sana, e incluso a combatir el acné. No puedes olvidar de incluir el calabacín en tu lista de la compra si quieres perder peso.

  • 1 calabacín asado
  • 1 diente de ajo aliñado (encurtido)
  • ⅛ de cucharadita de sal
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de tahini

 

Salsa de zanahoria

 

Ideal para carnes y pescados. Es una opción perfecta para sustituir otro tipo de salsas como la mayonesa. La zanahoria es un vegetal excelente para bajar peso, pero no es su única ventaja. También, es un potenciador natural del bronceado

  • 3 zanahorias medianas
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 5 cucharadas de aceite de oliva.

 

Salsa verde de eneldo

 

Es un condimento inmejorable para la pasta. Puede servirse frío o caliente. Esta hierba aromática es un antioxidante natural y un antiinflamatorio poderoso. Al igual que el calabacín, el eneldo, también combate el colesterol. Y gracias a su alto contenido en nutrientes fortalece los huesos.

  • 2 diente de ajo
  • 25 gramos de canónigos
  • 125 gramos de eneldo
  • 75 gramos de nueces peladas
  • 1 limón
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta

 

 

Ya puedes comenzar a aliñar tus platos con estas cuatro salsas ligeras para dar sabor a tus elaboraciones y compartir con La Grosella los resultados. Nosotros estamos seguros de que éste verano va a ser el tuyo.

 

En La Grosella | Cuatro alternativas a la sal para sazonar un plato 

 

 

 

Tu pedido