was successfully added a your cart.

Carrito

Nos han sumergido en un universo culinario que no deja de sorprendernos con la vanguardia. Pero de vez en cuando, deberíamos volver a nuestros orígenes para comprobar que sin ese pasado-que ahora se antoja demasiado añejo- no habríamos llegado hasta aquí. En La Grosella Catering queremos recuperar dos recetas de pueblo que seguro echas de menos en tu mesa. 

 

Dales un toque de equilibrio y hazlos más saludables
 

Es cierto que las recetas originarias de pueblo eran bastante contundentes, pero puedes reconvertir estos platos utilizándolos como entrante o guarnición de un pescado o carne. En la actualidad también somos más conscientes de que un exceso de grasa puede perjudicar a largo plazo a nuestra salud. Por eso otra forma de consumir estos guisos tradicionales es reduciendo la cantidad de aceite y sustituyendo la mantequilla 

 

¿Cómo se condimentan?  

 

Hiervas: Si le preguntas a tu abuela, seguro que afirma rotundamente. El laurel es fundamental en la cocción de unas patatas o un guiso. El tomillo y el romero se utiliza más para los asados. Y la menta aporta un toque distinto y delicioso a las legumbres. 

 

Especias y frutos secos: Unas patatas revolconas no serían lo mismo sin su pimentón De la Vera. Con los frutos secos conseguimos que aporten más textura y sabor a los platos 

 

Patatas revolconas con panceta o torreznos 

 

 Truco: deja trozos de patata sin machacar y entremezcla con el resto del puré para servir los torreznos o panceta encima. 

 

Dificultad: muy fácil 

Tiempo: 40 minutos 

Ingredientes: 800 g de patata, 1 cebolla, 4/5 ajos, 150 g de lonchas, 2 hojas de laurel, Pimentón dulce y picante, aceite, sal y perejil.
 

Receta

  • Pela y corta las patatas en dados. Cuécelas en abundante agua salada con el laurel y la cebolla picada unos 15 o 20 minutos hasta que estén tiernas. Escúrrelas y elimina el laurel. 

 

  • Lava, seca y pica el perejil. Limpia y corta la panceta en trocitos. Pela los ajos, córtalos en laminas y sofríelos con 4 cucharaditas de aceite unos 2 o 3 minutos. Dora en la misma sartén la panceta, retírala y añade una cucharadita de pimentón picante.

 

  • Incorpora ahora las patatas y rehógalas mezclando y aplastando. Agrega la panceta y el ajo y sírvelas en forma de timbal con ayuda de un aro de repostería con pimentón y perejil. 

 

Huevos fritos con pisto de berenjena 

 

Truco: añade bacalao, atún y patata 

Dificultad: muy fácil 

Tiempo: 40 minutos 

Ingredientes: 4 huevos, 1 pimiento rojo, 1 pimiento verde, 1 berenjena, 1 calabacín, 1 cebolla, 2 ajos, 4 tomates maduros, 4 ramitas de menta, aceite, sal y pimienta
 

Receta

  • Limpia todas las verduras y córtalas en dados. Ralla los tomates y pica la cebolla y los ajos. En una sartén grande con 4 cucharadas de aceite, fríe la cebolla. Después añade el ajo y un minuto después los pimientos. Rehoga removiendo unos 8 minutos.  

 

  • Incorpora la berenjena y el calabacín y cocina 2 minutos. Lava la menta (reserva unas hojas para decorar) y pica el resto. Agrega el tomate, salpimienta, añade la menta picada y cuece a fuego lento 15 minutos removiendo.

 

  • Fríe los huevos de uno en uno (en una sartén con aceite muy caliente) hasta que la clara esté dorada; retíralos, déjalos que escurran y salmpiéntalos. Reparte el pisto en platos y añade el huevo y la menta 

 

Ahora que ya te hemos reencontrado con tu pasado gastronómico y te hemos explicado en La Grosella Catering cómo preparar dos recetas de pueblo y adaptarlas a la actualidad, solo te queda decirnos si has sido capaz de prepararlas y cuánto tiempo has tardado en devorar estas dos delicias. 

En La Grosella Catering | El restaurante más caro del mundo está en España