was successfully added a your cart.

Carrito

No solo nos ayuda a ahorrar dinero, también cuidamos el medio ambiente. Si eres de los que guardan las sobras en la nevera y luego se olvidan de ellas, tienes que seguir leyendo este blog. En la Grosella Catering te vamos a enseñar cómo aprovechar los restos de verduras con esta receta.

 

 

Ni siquiera necesitas creatividad, siguiendo nuestro paso a paso y viendo el vídeo de nuestra chef Elena, vas a conseguir hacer una comida distinta y aprovechando los restos de verduras que te han sobrado de otras elaboraciones.

 

Ingredientes

 

  • Sobras de verduras (brócoli, zanahoria y coliflor)
  • 2 huevos
  • ½ cuchara de sal
  • 2 cuchatas de harina
  • AOVE
  • 2 ramitas de eneldo

 

¿Cómo se prepara?

 

Para elaborar esta receta, lo primero que tenemos que hacer es picar todas las verduras, pero sin machacarlas. Una vez que los tenemos cortados lo echamos en un bol. Nosotros hemos utilizado brócoli, zanahoria y coliflor, pero también puedes añadirles otras verduras o incluso un poquito de patata si te ha sobrado.

 

Añade eneldo y consigue un toque especial

 

Ahora es el momento de añadir hiervas para darle un toque de sabor. Podéis utilizar las que tengáis en casa, pero a nosotros nos gusta elaborarlas con eneldo o con perejil. En este caso hemos utilizado el eneldo y le hemos quitado la parte dura del ramito y lo hemos picado en trozos pequeñitos.

 

Una vez que tenemos partido el eneldo, lo echamos con las verduras y batimos dos huevos. Necesitamos removerlo bien y que quede jugoso. Incluimos la sal y si lo deseamos también podemos usar la pimienta.

 

Es preferible cocinarlas con AOVE

 

A continuación tenemos que añadir las dos cucharas de harina y remover bien todos los ingredientes incluidos en el bol. Una vez mezclado, pasamos a poner una sartén en el fuego con un chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra.

 

Nos ayudamos con una cuchara para coger la mezcla e ir haciendo la forma de las tortitas de verduras y las ponemos en la sartén (hay que tener en cuenta que la verdura ya está cocinada). Las dejamos algo más de un minuto y las damos la vuelta (el proceso es muy similar a una tortilla francesa rellena). Para saber si ya puedo sacar las tortitas de la sartén, tenemos que apretar un poquito la torta y si vuelve a su  con el tenedor y si la tortita ‘vuelve a su sitio’ está cuajada ¡Y listo!

 

Ahora que ya te hemos enseñado cómo aprovechar el resto verduras con esta receta, solo te queda prepararla en casa y contarnos qué te ha parecido. No dudes tampoco en compartir con nosotros otras ideas de recetas de aprovechamiento.

 

En La Grosella Catering | Estos alimentos evitan el dolor de cabeza